Noticias

9 Diciembre 2016

Visual Storytelling

El visual Storytelling  se está convirtiendo en una de las técnicas favoritas para recibir publicidad. Ya no vale con tener una tienda online y vender un producto atractivo, ahora hay que conseguir que las personas sientan curiosidad por la marca y que se sientan atraídos por el marketing que realizan. En la web los anuncios tradicionales cansan, por eso el Storytelling se está convirtiendo en una buena alternativa. Pero, ¿En qué consiste esta nueva técnica?

Como la palabra misma dice, consiste en contar una historia. Al Storytelling hay que sumarle lo visual, que cada vez tiene más peso. Leer un texto publicitario puede aburrir y cansar, pero lo que entra por los ojos atrae. De todas formas, no sirve con hacer un vídeo sin un valor añadido.

A la gente le gusta que le cuenten una historia, pero les gusta más que les cuenten una historia que les haga reaccionar. Si una empresa llega a impactar en las personas mediante un vídeo, por ejemplo, tiene muchas posibilidades de que se haga viral, y por lo tanto conseguir mayor notoriedad en la red. Además si se consigue llegar a impactar en la sensibilidad de las personas, se puede conseguir una sensación de empatía de la marca hacia el público, lo cual tiene buenas consecuencias en la opinión pública.

Por otro lado es importante conocer al público objetivo al que se dirige una campaña. Para llegar de forma efectiva no queda otra que saber lo que inquieta, motiva, aterroriza… al cliente objetivo.

Aunque suene contradictorio hay que buscar la “desmarketinización” de este tipo de campañas, es decir, hay que conseguir vender el producto sin intentar vender el producto. Hay que evitar decir lo bueno que es una marca o producto. Hay que trasladar la sensación de que la empresa se preocupa de la situación de sus clientes y quiere mejorar sus vidas.

No te pierdas nuestras noticias tecnológicas en tu correo electrónico.



Quiero apuntarme al boletín